Esto sigue en…

… mi cuenta de G+: https://plus.google.com/u/0/116763878211241537542/posts

Un blog ofrece muchas ventajas sobre G+, pero ninguna justifica en mi caso el hecho de tener que llevar 2 herramientas distintas. Un poco como cuando los móviles empezaron a incorporar cámara de foto y, aunque la calidad de las mismas con el móvil era muy inferiores, muchos acabamos dejando la cámara en casa.

Me pasa lo mismo: estoy en G+ (y Facebook, y Twitter,…) todo el día y me da mucha pereza venir hasta aquí sólo para escribir “un poco mejor”. Nos leemos ahí🙂

Publicado en Tapa | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Operación "Message in a Bottle"

Hoy empiezan a pegar carteles en la ciudad, y nosotros pegamos etiquetas en botellas de vino.

120px-Pin_badge.pngAplicando el lema No propongas, haz, me he hecho participe de #NoLesVotes vía la campaña Message in a Bottle. Objetivo: ayudar a recaudar fondos y poder realizar más acciones locales y nacionales que favorezcan la difusión de #Nolesvotes.

————

¿En qué consiste Message in a Bottle?

Sin tu Voto no son Nada

He hecho diseñar una serie especial del vino Pirata (D.O. Empordán) de Ivo Pagès con 6 versiones diferentes de etiquetado con 6 lemas extraídos de las Frases Magistrales de la wiki. Además adjuntaré un ejemplar impreso del manifiesto en cada pedido enviado.

Esta serie especial estará a la venta al mismo precio que la botella normal y sin recortar los ingresos de la bodega.

  • Caja de 6: 8 €/botella + portes (10,10 €/caja)
  • Caja de 3: 8,5 €/botella + portes (6,65 €/caja)

Dedicaré la totalidad del margen, es decir de media 1,25 €/botella, para organizar una campaña (por definir logicamente en función del importe recaudado) a favor de #NoLesVotes.

Las cuentas claras (editado 05/05):

  • Precio del vino cobrado por la bodega: 5,10 € sin iva → 6,02 € / botella
  • Re-Etiquetado (impresión, manipulación,..): 1 € / botella
  • Total costes: ≈ 7,02 € / botella

————

¿Quién es quién? Es eso un intento de campaña de marketing encubierta?

Eso es una iniciativa personal. Por supuesto, tengo relación con el mundo del vino: la web que vende el vino (la única por el momento pero espero que no siga así) es mía. En cuanto a la bodega de Ivo Pagès -autor del vino-, es una de las múltiples bodegas proveedora, nada más y nada menos. Tiene el mérito y la suerte de haber llamado a su vino “Pirata”, motivo por el que me puse en contacto con él para Message in a Bottle.

Que quede claro que el objetivo no es promocionar la web, ni la bodega:

  • la bodega participa vendiendo su vino (eso le gusta) pero tb facilitando varias cosas (pago diferido, re-etiquetado a mano gratis,..)
  • mi web participa poniendo a la venta las botellas gratuitamente. Ni tiene que ser nombrada. El enlace para la venta online ya lleva directamente hacía las botellas de Pirata Serie especial #NoLesVotes

Propuesta:

Con el fin de mejorar la difusión y la recaudación, se propone a cualquier delegación de #NoLesVotes que pueda vender directamente este vino en su web, en su página facebook,… o durante las manifestaciones del 15M sin mención alguna a la web y quedándose con el margen de beneficios para sus propias acciones.

Por supuesto, me sigo ocupando sin problema y gratuitamente de la lógistica (preparación, entrega,…)

Se estudia también facilitar la venta del vino Pirata Serie especial #NoLesVotes a cualquier web de venta de vino online con la condición de que usen los beneficios de la misma manera.

———-

¿Por qué una botella Pirata #NoLesVotes?

  1. Transmitir: Es bien sabido que para enviar un mensaje, nada mejor que una botella😀
  2. Compartir: Uno puede ir puerta por puerta para hablar y convencer de lo bien fundado de la campaña “Nolesvotes”. Pero si llegas con una buena botella de vino, convencemos antes y mejor.
  3. Festejar: ¿Qué mejor que una botella de Pirata para festejar el éxito de la campaña el 22 de mayo?

Por último, para que, además de serlo, a la mujer del César también se le vea honesta, en este enlace se actualizan en tiempo real todos los pedidos hechos de este vino, con el importe detallado recaudado para la campaña.

Publicado en 1ppy 2.0 | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Boottle

Logo BoottleDespués de más de 2 años de trabajo (un buen reserva ), Boottle ha visto la luz.

Ha llegado el momento de presentarlo.

Vocación internacional desde el principio

Por ahora, Boottle está presente en 3 países: España, Suiza y Francia, cada uno con mucha autonomía: cada filial comparte todo lo que tiene y desarrolla por su cuenta todo lo que le falta y no está en el banco común.

Chronología del parto

El proyecto, lo inicie durante el mes de Agosto 2008. Aquello de Yoigo,… fue entre Enero y Mayo del 2008.

El 22 de abril de 2010 ha visto la luz la versión alfa. Después de 4 meses destinados a poner a prueba nuestra logística, estamos en versión beta desde el pasado 01 de Octubre.

Los resultados del periodo alfa han sido espectaculares: más de 10.00 vistas únicas mensuales y pasamos de 50.000 € de volumen de negocio total a pesar de nuestra existencia “secreta”.

Resumiendo Boottle con 1 pregunta:

  • Pregunta: ¿Cuántas maneras hay de poder comprar más de 5.000 vinos sin intermediarios directamente a la bodega correspondiente sin tener que ir navegando de web en web?
  • Respuesta: Actualmente 1 = Boottle (.es, .fr y .ch por el momento)

Resumen de Boottle en 5 tags:

  • Vino porque es el producto principal de Boottle.
  • Web porque es la herramienta principal de Boottle.
  • Directo porque gracias a la web y una buena logística, podemos prescindir de todos los intermediarios que sólo encarecen los productos: lo que está a la venta en Boottle proviene, o directamente de la Bodega, o de los distribuidores con los que la bodega tiene un contrato de exclusividad.
  • Open Business, porque he puesto en Boottle todas mis convicciones sobre el concepto “Empresa privada, servicio público”.
    Te aseguro que no es fácil. Lo que es fácil es escribir en un blog lo bueno que uno quiere ser (o más fácil aún, lo bueno que los demás deberían de ser), pero cuando llega el momento de cumplirlo, tela marinera: desde el no pedir ninguna subvención, hasta la redacción de las condiciones generales de venta pasando por el modelo de negocio “open” en lugar de franquicias, han sido necesarias muchas reflexiones y erratas.
  • Puente porque Boottle es un negocio para ambos lados:
    • para el consumidor que puede adquirir productos directamente al productor con un margen añadido medio tan sólo del 13%
    • para el productor porque por un coste = 0 €, puede comercializar de repente su producto en cualquier región de todos los países dónde Boottle está presente.

Y ahora…

.. que sabéis de qué va: ¿Le echáis un ojo al blog? Os haceis amigos de Boottle en el CaraLibro? queréis seguir mi nueva aventura en el Twitter? Hay algún vino de la Boottle Store que queréis que os mandé pa’ casa?😉

Publicado en 1ppy 2.0, Proyecto VeniVidiBebi | 9 comentarios

Opiniones subjetivas y críticas constructivas

Pequeña paja mental que, de no ser por el espacio, tendría mayor cabidad en un twitt que como post:

Se presume a menudo de objetividad cuando en realidad, de lo que uno solamente puede enorgullecerse es de honestidad/sinceridad: una cosa es afirmar algo sin voluntad consciente de influir en un sentido u otro, y otra cosa es el carácter objetivo o subjetivo de una opinión, que es algo que han de valorar terceras personas.

De la misma manera, uno tiene a menudo tendencia a calificar sus críticas de constructivas cuando en realidad quiere decir “para ayudar”. El caracter constructivo de las mismas es algo que ha de intentar valorar el propio criticado. De lo unico que puede presumir uno cuando crítica algo no es de lo que aporta su crítica, algo que desconoce por completo y suele ser proporcional a su ego, sino de su intencionalidad al momento de realizarla: con animo de ayudar o “pa’joder”.

Resumiendo: no existen ni opiniones subjetivas ni criticas constructivas, sólo opiniones sinceras y criticas en positivo. (esto sí que cabe en 140😀 )

Publicado en 1ppy 2.0, Pajas mentales | Etiquetado , | 3 comentarios

¿Reacción? o Acción?

Vía Menéame, accedo a las palabras de Iñaki Gabilondo sobre la falta de movilización de la sociedad actual. Una vez comprobado que, por una vez, el titular coincide plenamente con el contenido😛 , salto:

No hay duda de que Iñaki Gabilondo tiene razón: hay innumerables casos en los la ciudadanía debería de reaccionar pero parece adormecida. Estamos cómo si eso no fuera con nosotros, en cuyo caso convendría recordar el famoso poema de Martin Niemöller. Y otras veces, por muy implicados que estemos, dejamos que se encarguen otros con eso de que “uno más, uno menos, no se va a notar”. No hace falta que entremos en temas particulares, cada uno tendrá en la cabeza sus propios ejemplos con los que ilustrar esta falta de compromiso social.

Pero una cosa es tener razón, y otra es acertar. La falta de movilización de la sociedad actual es el fruto de un instinto humano: la adaptabilidad. Si las personas reaccionásemos a cada atropello a nuestros derechos y a los derechos ajenos que requieren de nuestro apoyo, estaríamos en un pie de guerra permanente. Independientemente de que deberíamos de dedicar nuestros días enteros a pelear contra toda clase de injusticias, el agotamiento psicológico es el primer motivo por el que mucha gente prefiere recurrir a la vaselina que a las pancartas.

¿Damos por bueno el argumento de que como no puedo con todos, no peleo por ninguno? Ni hablar.
Ocurre que si tenemos en cuenta que Internet ha multiplicado por 10.000 la cantidad de (des)información que recibimos, y que la pelea continua de los ciudadanos con la administración pública, su compañía de teléfono móvil, su ISP, la empresa en la que trabaja,…. agota a cualquiera, explicamos (<>justificamos)  facilmente por qué un alto porcentaje de la población se rinde a la caja tonta por las noches en lugar de pelear, por ejemplo, por una #RedSOS.

La falta de movilización que menciona Iñaki Gabilondo tiene por origen el exceso de movilización necesaria. Y es que quiero que me expliquen por qué, después de trabajar para, entre otras cosas, pagar vía mis impuesto a políticos y técnicos encargados de solucionar y gestionar los asuntos comunes, tengo de gastar aún más tiempo en pelear contra gran parte de sus decisiones y gestiones. O admitimos que siempre seremos gobernados por incompetentes y les dividimos el presupuesto por 2, que de todas maneras, lo harán más o menos igual, o empezamos a darnos cuenta de que la solución no está en la reacción sino en la acción: tropezar toda una vida e incluso varias generaciones en la misma piedra que consiste en creer que la solución pasa por confiar el poder a un grupo de personas y protestar cuando no aciertan es mucho tropiezo. Quizás deberíamos empezar a darnos cuenta de que que no hay buena solución por este camino, que la movilización continua sólo conduce a la desmotivación y desmovilización, y que la solución consiste en que los propios ciudadanos empecemos a tomar las riendas de los asuntos públicos.

¿Cómo? Empresa privada, servicio público. En lugar de gastar nuestro tiempo y nuestra energía con movilizaciones y protestas intentando tumbar errores ajenos -por mucho que la crítica se pretenda constructiva-, convendría usarlas construyendo entidades que, además de fuente de ingresos propios, fuesen útiles para el bien común.
¿Es posible? Creo humildemente que sí: depende sencillamente de las prioridades que uno se fija al crear una empresa. Y lo bueno es que no se obliga a nadie a nada: no hay (ab)uso de la fuerza física (véase comunismo), ni de la fuerza económica (capitalismo), ni de la fuerza psicológica (religión): si uno quiere seguir con el modelo “empresa privada, servicio privado” a mayor o menor ultranza, la convivencia de los 2 modelos es perfectamente sostenible.

Entonces, al estado, por gravedad, sólo lo acabáremos necesitando para unas competencias mínimas, de carácter global y insustituible (asuntos exteriores, defensa, justicia,…): su perpetua incompetencia se verá doblemente reducida por  la propia reducción de su campo de competencias y por su tamaño menor que le proporcionaría mayor agilidad.
El desmantelamiento del estado está, al fin y al cabo, en linea con la tendencia histórica: el primer paso ha sido repartir entre varios las decisiones y gestiones políticas que ostentaba antiguamente un puñado de nobles. A tales efectos, se creó la clase política. El segundo paso consiste lógicamente en que sean los propios ciudadanos los que conduzcan directamente gran parte de su destino. De tal manera que si no les gusta cómo lo llevan otros, siempre tengan la oportunidad de crear otro en lugar de tener que salir a la calle y enfurecerse desde la impotencia de su sofá o teclado.

PD: ¿Y en qué se diferencia esto de la privatización? en el caso de la privatización, primero se descarga al estado de una tarea, y después se crea una empresa privada que acaba ofreciendo un servicio publico privado. Mientras que de la otra manera, primero se crean empresas privadas ofreciendo un servicio público, y después el descarte del estado para esta tarea cae de su propio peso.

Publicado en Pajas mentales | Etiquetado , , , , , | 6 comentarios

Reaccionar? No, actuar

Vía Menéame, accedo a las palabras de Iñaki Gabilondo sobre la falta de movilización de la sociedad actual.

No hay duda de que Iñaki Gabilondo tiene razón: hay innumerables casos en los la ciudadanía debería de reaccionar pero parece adormecida. Estamos cómo si eso no fuera con nosotros y entonces convendría recordar el famoso poema de Martin Niemöller. Otras veces, por muy implicados que nos sentamos, dejamos que se encarguen otros con eso de que “uno más, uno menos, no se va a notar”. Sobran ejemplos ya que cada uno tendrá en la cabeza sus propios ejemplos con los que ilustrar esta falta de compromiso social.

Pero una cosa es tener razón, y otra es acertar. La falta de movilización de la sociedad actual es el fruto de un instinto humano: la adaptabilidad. Si las personas reaccionásemos a cada atropello tanto a nuestros derechos como a los derechos ajenos, estaríamos en un pie de guerra permanente. Independientemente de que deberíamos de dedicar nuestros días enteros a pelear contra toda clase de injusticias, el agotamiento psicológico es el primer motivo por el que se prefiere recurrir a la vaselina que a las pancartas.

¿Damos por bueno el argumento de que como no puedo con todos, no peleo por ninguno? ¡¡¡Ni hablar!!!
Ocurre que si tenemos en cuenta que Internet ha multiplicado por 10.000 la cantidad de (des)información que recibimos, y que la pelea continua de los ciudadanos con la administración pública, su compañía de teléfono móvil, su ISP, la empresa en la que trabaja,…. agota a cualquiera, explicamos (≠ justificamos)  facilmente por qué un alto porcentaje de la población se rinde a la caja tonta por las noches en lugar de pelear, por ejemplo, por una #RedSOS.

La falta de movilización que menciona Iñaki Gabilondo se debe sobre todo al exceso de movilización necesaria. Y es que quiero que me expliquen por qué, después de trabajar para, entre otras cosas, pagar vía mis impuestos a políticos y técnicos encargados de solucionar y gestionar los asuntos comunes, tengo de gastar aún más tiempo en pelear contra gran parte de sus decisiones y gestiones.
O admitimos que siempre seremos gobernados por incompetentes y les dividimos el presupuesto por 2, que de todas maneras, lo harán más o menos igual, o empezamos a darnos cuenta de que la solución no está en la reacción sino en la acción: tropezar año tras año y generación tras generación en la misma piedra que consiste en creer que la solución pasa por confiar el poder a un grupo de personas y protestar cuando no aciertan es mucho tropiezo. No hay ninguna solución por este camino: la movilización continua sólo conduce a la desmotivación y desmovilización o contramovilización de los que piensan lo contrario. Tengo la debilidad de creer que la solución consiste en que los propios ciudadanos empecemos a tomar las riendas de los asuntos públicos.

¿Cómo? Empresa privada, servicio público. En lugar de gastar nuestro tiempo y nuestra energía con movilizaciones y protestas intentando tumbar errores ajenos -por mucho que la crítica se pretenda constructiva-, convendría usarlas construyendo entidades que, además de fuente de ingresos propios, fuesen útiles para el bien común.
¿Es posible? Creo humildemente que sí: depende sencillamente de las prioridades que uno se fija al crear una empresa. Y lo bueno es que no se obliga a nadie a nada: no hay (ab)uso de la fuerza física (véase comunismo), ni de la fuerza económica (capitalismo), ni de la fuerza psicológica (religión): si uno quiere seguir con el modelo “empresa privada, servicio privado” a mayor o menor ultranza, la convivencia de los 2 modelos es perfectamente sostenible.

Entonces, al estado, por gravedad, sólo lo acabáremos necesitando para unas competencias mínimas, de carácter global y insustituible (asuntos exteriores, defensa, justicia,…): su perpetua incompetencia se verá doblemente reducida por  la propia reducción de su campo de competencias y por su tamaño menor que le proporcionaría mayor agilidad.
El desmantelamiento del estado está, al fin y al cabo, en linea con la tendencia histórica: el primer paso ha sido repartir entre varios las decisiones y gestiones políticas que ostentaba antiguamente un puñado de nobles. A tales efectos, se creó la clase política. El segundo paso consiste lógicamente en que sean los propios ciudadanos los que conduzcan directamente gran parte de su destino. De tal manera que si no les gusta cómo lo llevan otros, siempre tengan la oportunidad de crear otro en lugar de tener que salir a la calle y enfurecerse desde la impotencia de su sofá o teclado.

PD: ¿Y en qué se diferencia esto de la privatización? en el caso de la privatización, primero se descarga al estado de una tarea, y después se crea una empresa privada que acaba ofreciendo un servicio publico privado. Mientras que de la otra manera, primero se crean empresas privadas ofreciendo un servicio público, y después el descarte del estado para esta tarea cae de su propio peso.

Publicado en Albondigas cerebrales, Ración | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

La mirada del…

Juega a ser director del ABC: relaciona cada titular con su foto corespondiente

  1. La mirada del corupto
  2. La mirada del pederasta
  3. La mirada del drogata
  4. La mirada del franquista
  5. La mirada del troll

Por supuesto, cualquier parecido con la realidad sería, como en el caso de Diego, pura coincidencia y resultado de una mezcla de casualidad con falta de ética. Eso sí, habría sido falta de ética a secas y no falta de ética periodística con agravante de cobardía del que sólo titula así con un simple ciudadano de a pie.

Publicado en Pajas mentales | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario